Contenido

Argentina: cinco claves para relanzar la industria audiovisual

2016.12.16 | Creado en diciembre de 2015 por decreto del presidente Mauricio Macri, el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP) gestiona los medios y la política de contenidos del Estado Argentino. Su titular, el ministro Hernán Lombardi, destacó en exclusiva a Prensario que trabaja en cinco puntos clave para el área audiovisual: articular mercado interno con externo, mejorar la competitividad, nuevas líneas de fomento, derechos y nuevos medios.

Hernán Lombardi, ministro, Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de Argentina
Hernán Lombardi, ministro, Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de Argentina

‘Tenemos una industria audiovisual muy atractiva para el mercado global, principalmente por recursos humanos y talentos, pero también por nuestros escenarios naturales e historias. Creemos profundamente en el audiovisual como motor, pero queremos cambiar la matriz productiva para que más empresas apuesten por él’, relató Hernán Lombardi, ministro, SFMyCP.

‘Tenemos una visión clara de articular el mercado nacional con el internacional: Argentina es un mercado pequeño, debemos integrarla al mundo con lo que mejor podemos hacer y con lo que más nos conviene. Es imperante mejorar la competitividad sistémica, no sólo de costos (tipo de cambio) sino también con un permanente diálogo con los protagonistas, productores (CAPPA y CAPIT) y la multisectorial que nuclea a actores, músicos, directores, creadores, etc. que nos permite conocer de cerca las necesidades del sector’.

‘En cuanto al fomento, el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) acaba de lanzar su segundo plan y nosotros tenemos los nuestros. Creemos en el fomento directo y vamos a sostenerlo. El gran cambio de nuestra gestión debe ser transparentar el sistema de concursos y hacerlos más federales’, añadió.

Una de las principales preocupaciones del sector PyME, es el tema de derechos, que están atados a su principal financiador, el Estado. Desde CAPPA han señalado a Prensario sucesivas veces sobre las dificultades de liberarlos para la venta internacional. Lombardi explicó: ‘En el gobierno anterior, lo que se producía como fomento para los canales públicos era patrimonio del Estado e imponía severas restricciones a los productores. Ese es un déficit que buscamos trasformar, para darle competitividad al sector pero también para generar industria’.

En una primera instancia, y para darle una solución rápida, se buscará liberar esos derechos y que sean los propios productores quienes licencien los programas. ‘Pero también queremos en tener un área específica que se ocupe de distribuir todo lo que se ha producido, que hoy está alojado en BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos), que tiene unas 5.000 horas en alta calidad, y lo que se producirá’, adelantó.

Recientemente, y por otro decreto, el Gobierno creó Contenidos Públicos Sociedad del Estado, a donde transfirió los canales Encuentro, PakaPaka y DeporTV, antes nucleados en Educ.Ar, perteneciente al Ministerio de Educación. ‘Centralizar todo en un mismo organismo nos permite mejorar las partidas y designación de presupuestos y apuntalar nuestra política que es la generación de contenidos de calidad y multiplataforma’.

Mercado
Según Lombardi, en esta ‘aceleración tecnológica’ lo que siempre va a seguir siendo necesario es el contenido. ‘Los medios mutan, surgen nuevos modos de ver y hábitos de consumo. Pero el principal driver son y seguirán siendo los contenidos, independientemente del carrier, que será el que la tecnología indique. Y en nuestro caso, públicos, pedagógicos, educativos, culturales de alta calidad. Queremos poner a los contenidos públicos argentinos en el mapa mundial. Ser un generador de programación con visión de exportación es nuestro norte’.

‘Hay también cuestiones que rever alrededor de la fiscalidad. Como en otros aspectos de la Argentina, este es uno de las causas de que el sector haya perdido competitividad. Los cambios tecnológicos no deben crear inequidad, y el Estado debe estar permanentemente atento a ello. Además, esta revisión de las cuestiones fiscales deben redirigirse hacia el propio financiamiento del fomento’.

La visión federal es otro eje importante de trabajo. ‘Anteriormente el 85% de los recursos se asignaba al área metropolitana (Ciudad de Buenos Aires y Conurbano). No sólo debemos mejorar la ecuación, sino también capacitar. Hay un plan de gestar una red federal de contenidos públicos, como así también reforzar la relación entre canales públicos del interior con Radio Televisión Argentina (RTA), ya sean del Estado Provincial o universitarios’, subrayó.

En cuanto a los géneros, cree que el potencial de la Argentina es en ficción y documentales. ‘Es necesario pensarlos hacia el mercado internacional. Por ejemplo, en abril próximo, la Televisión Pública estrena Supermax, coproducción con TV Globo. Y tenemos dos o tres proyectos más, uno de ellos también con Globo para PakaPaka: Puerto Papel. Debemos articularnos con Latinoamérica, un importante lugar desde donde salir al mundo. Hay muchísimo lugar para la cooperación’.

TDA
Televisión Digital Abierta (TDA), la plataforma que ofrece unos 25 canales de manera gratuita, también quedó bajo la órbita del SFMyCP. Algunos sectores, proveedores de tecnología y sectores académicos, ha venido manifestando una desaceleración de este programa por parte del Gobierno, pero Lombardi lo desmiente: ‘El Estado ha invertido unos USD 1.600 millones en TDA. Sería poco lógico echar a perder ese dinero. Por el contrario planeamos pasar del 82% de cobertura territorial actual al 90% a fines de febrero del año próximo sumando unas 15 nuevas antenas en todo el país’, resaltó.

Durante el Gobierno anterior, la presidente Cristina Fernández de Kirchner había entregado 1,5 millón de receptores que permitieron que la TDA alcance al 88% de la población. El Gobierno de Mauricio Macri sumará unos 300.000 receptores domiciliarios y unas 70.000 antenas satelitales más para los sectores de bajos recursos en Buenos Aires y las regiones del NOA y NEA.

Si bien no hay indicadores de audiencia, Lombardi reconoció que actualmente existen unos 3,5 millones de potenciales televidentes de este sistema, compuesto por los 1,5 millón de receptores entregados durante la anterior gestión más el 1,5 millón de TV con receptores integrados, sumados a unos 350.000-500.000 receptores importados.

‘Tenemos un sistema de televisión digital con un nivel de penetración no uniforme. Consideramos que es una plataforma central, sobre todo porque en dos años comenzaremos con el apagón analógico, pero al mismo tiempo lo consideramos un sistema complementario: en términos sociales y de acceso. Estamos trabajando en la reorganización de las grillas, tanto de la TDA como de los canales’, aclaró.

Internacional
En relación al intercambio con televisoras mundiales, destacó cinco casos: el fortalecimiento de la relación con RT (Rusia), que no sólo sigue en la TDA (se había anunciado a comienzos de año que iba a salir de la grilla) sino que se robusteció la alianza con un plan de emisión de contenidos argentinos en Rusia y coproducciones; con CCTV (China), RTVE (España), cuyo presidente visitará el país el año próximo, y TV Quebec (Canadá); y el lanzamiento de France 24 en español desde septiembre 2017’.

Sobre la distribución internacional, cree que es ‘clave’ para el financiamiento de los contenidos. ‘En relación al rol del Estado en este tema, el problema es de escala. Está muy bien que pueda venderlos, pero debiera tener una estructura propia que va a estar en Contenidos Públicos SE. Pero para algunos programas, el conjunto debe manejarlo el productor. Creemos que es una condición de equidad que se ocupe él mismo: nadie mejor que él para venderlos. Ahí el Estado lo que no debe ser es una traba’.

‘Hay dos ejes claves en los que queremos llegar al final de nuestra gestión: el primero, y más importante, poner a la actividad audiovisual en el foco de las actividades productivas y en sintonía con la economía del conocimiento; y el segundo, hacer llegar un mensaje a la industria mundial: hay una apertura del mercado argentino y están dadas las condiciones para desarrollar todo tipo de acuerdos con el país’, concluyó Lombardi.