Contenido

Dragon Ball, la saga cinematográfica en live action

2017.03.13 | Esteban Adúriz, productor y realizador audiovisual está montando en Argentina un ambicioso proyecto audiovisual, que busca llevar a la exitosa propiedad Dragon Ball a ser una saga cinematográfica en live action.

Esteban Adúriz
Esteban Adúriz
Dragon Ball, la saga cinematográfica en live action

Es un proyecto armado con un objetivo mínimo y un objetivo máximo. ‘El primero es mostrar el potencial de Argentina y de los colaboradores para terminar con el mito de que en aquí y en Latinoamérica no se pueden hacer estos productos’, explicó a Prensario. Y añadió: ‘Segundo, que los dueños de la franquicia (Toei Animation) decidan hacer películas de esta propiedad teniendo en cuenta el desarrollo ya hecho, que cuenta con un guión de largometraje ya terminado y materiales visuales’.

El proyecto surgió a fines de 2012. Adúriz continuó: ‘Se anunciaba su 30 aniversario y la salida del largometraje animado Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses y eso me impulsó a pensar en un proyecto. Se lo comenté a mi socio, Ezequiel Galli, y comenzamos. Nuestro principal desafío fue salir del lugar de fans y pensar un proyecto íntegro como profesionales audiovisuales. Para algunos fans el live action bien producido puede ser una reivindicación a hecho anteriormente. y para los inversores, distribuidoras y productoras, un gran negocio’.

El productor preparó un teaser para mostrar potencial del proyecto y medir al público: ‘Lo realicé con la intención de movilizar a los fans y de momento lo estoy logrando con publicaciones en prensa especializada y nacional e internacional. La respuesta es espectacular: los fans ven un trabajo de reinvención, pero también de conservación de la esencia. Países como Francia y Brasil le están dando mucha comunicación. Quieren invertir para hacer la película y sabemos que se recaudaría fácilmente el presupuesto de un “tanque” hollywoodense, pero avanzar sin el apoyo de los dueños no es una opción para mí’, aclaró.

Más de cincuenta profesionales se involucraron de manera independiente, además del estudio de efectos visuales Yema VFX de Leandro Visconti y Diego M. Gutiérrez; el de diseño y animación Estudio Guarda! de Lila Rosasco y Javier Poclava; la productora de sonido y música Onomatopeya de Pablo Girosa y Sebastián Ortega Ciucci; de vestuario La Polilla Vestuario de Gustavo Alderete y Rodrigo Lico Lorente. También contó con el apoyo de la agencia digital Massive, de Fernando y Ramiro de Lusarreta, y del peluquero Jorge Palacios, quien diseñó el pelo de Goku.

‘Ahora quiero llevar el proyecto de manera independiente. Tenemos numerosas empresas interesadas en esta primera etapa. Actualmente estoy trabajando con Tieless Media para lograr los primeros objetivos’, señaló Adúriz.

‘Si llegamos a concretar con los dueños de la franquicia o una major, nos gustaría pensar en un estreno para fines de 2018, pero habrá que esperar a ver cómo se desenvuelven las cosas’, dijo, y especificó que las estrategias están pensadas, ‘pero no desarrolladas al detalle y sabemos también que el apoyo japonés y estadounidense para trazar todas las redes va a ser determinante’.

‘Poco antes de filmar el teaser, trabajamos en el guión del primer largometraje con Esteban Eduardo Wolfenson y Fernando Gabriel Rodil, el cual ya está finalizado: Dragon Ball: The Beginning y es nuestra carta para seguir adelante, tocando puertas de productoras y distribuidoras con peso, además de las de los propios dueños, que puedan hacer realidad todo esto’, remarcó Adúriz.

‘Queremos que llegue a oídos de quienes toman las decisiones con respecto a la adaptación de Dragon Ball en live action, pedirles que me den la oportunidad de presentarles todas las garantías que necesiten para dar luz verde al proyecto y estar tranquilos de que esto no va a ser otro fracaso como el de la adaptación de 2009’, concluyó.