Contenido

Argentina: Ralph Haiek, nuevo presidente del INCAA

2017.04.17 | Ralph Haiek asume hoy lunes como presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), luego de la salida la semana pasada de su antecesor Alejandro Cacetta.

INCAA Anuario 16 Ralph Haiek
Ralph Haiek

El ex titular del INCAA presentó su renuncia al cargo por expreso pedido del ministro de Cultura Pablo Avelluto. El Jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Marcos Peña, señaló ayer que la salida de Cacetta responde a que ‘el equipo --del presidente Mauricio Macri-- definió que era necesario un cambio para darle mayor dinámica a la gestión y para tener un mayor compromiso con las reformas necesarias para que haya más transparencia en el INCAA’.

El funcionario rescató también la figura de Cacetta (es ‘una buena persona y de quien no tenemos objeciones éticas’), desligándolo de cualquier sospecha. El ministro Avelluto había informado que Cacetta se iba del INCAA debido a que no había encarado los cambios para transparentar el Instituto con la rapidez que el Gobierno considera necesario.

La salida del funcionario tuvo un gran impacto en la industria del cine. Primero, muchas importantes figuras salieron a respaldar a Cacetta, destacando su honestidad y su labor al frente del ente estatal. Otros sectores comenzaron a denunciar que la salida del hasta ahora presidente respondía a la intención del Gobierno de desfinanciar el INCAA y a la producción de cine nacional.

Como respuesta, Peña señaló que ‘es una gran mentira que exista un plan secreto para destruir al cine nacional’. Y más allá de la explicación oficial del Gobierno, Marcelo Stiletano, en una nota publicada en la edición digital de ayer del Diario La Nación, señala que, dado que el actual sistema está establecido por la Ley del Cine de 1994, sería necesaria otra ley para modificarlo, en un Parlamento donde el oficialismo está en minoría.

El INCAA y los proyectos de producción de cine nacional, al igual que los de televisión y plataformas digitales que patrocina, así como la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica), utilizan presupuestos que salen del Fondo de Fomento del Cine, que se forma con impuestos directos pagados por las empresas del sector audiovisual del sector audiovisual, como cines, TV abierta, TV paga y radios, y que están establecidos por dicha ley.