Televisión

Primer contrato de Simba en 4 años

Brasil: SBT, RedeTV y Record firman acuerdo de retransmisión con Vivo

2017.08.04 | Simbat, joint venture creado por los broadcasters SBT, RedeTV y Record en 2014 para gestionar la venta de sus canales de TV abierta a operadores de TV paga, cerró el primer acuerdo de retransmisión, en este caso con Vivo.

Simba Marco Gonçalves
Marco Gonçalves

Desde que a finales de marzo, gracias al apagón analógico en São Paulo que habilitó a los broadcasters a retirar sus canales de los operadores de TV paga en caso de no celebrar un contrato de retransmisión, Simba estaba negociando con tanto con Vivo (Telefónica), como con Claro (América Móvil), Sky (AT&T) y Oi.

Para lograr el acuerdo, Simba, presidida por Marco Gonçalves, resolvió bajar las pretensiones de la compensación que las compañías recibirán por la retransmisión de sus señales en Vivo, consideradas originalmente excesivamente altas por los operadores, según destaca el portal Tela Viva.

Parte importante de este avance fue la decisión de Simba de incorporar a Ricardo Miranda, ejecutivo con larga trayectoria en el sector de la TV paga, donde fue responsable, entre otras compañías, de Sky, para que se ponga al frente de las negociaciones.

De esta manera, la estrategia de los tres programadores comienza a dar sus frutos, tras una larga lucha para que los operadores de TV paga los compensen por la retransmisión de sus canales de TV abierta, como muchos ya lo hacen desde hace tiempo con las señales de Globo, que no necesitó entrar en conflicto para lograrlo.

La pelea de SBT, RedeTV y Record comenzó allá por el 2014, cuando comenzaron a plantear que, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Servicios de Acceso Condicionado, SeAC, de 2011, la obligatoriedad de la retransmisión de los canales de TV abierta en los sistemas de TV paga sólo se aplica a los canales analógicos, y advirtieron que la Ley le permitía cobrar por la retransmisión de las señales en alta definición (HD).

Por el otro, los operadores de TV paga sostenían, haciendo una interpretación distinta de la norma, que la obligación de la retransmisión alcanza a cualquier señal de TV abierta, sin importar si son análogas o digitales, además de resaltar los perjuicios que la medida traería a los suscriptores, por el aumento de los paquetes contratados.

Sin lograr acuerdos por los siguientes tres años, ni tampoco una alteración en las retransmisiones, la situación dio un giro en marzo pasado, cuando se concentró el apagón analógico en el Estado de São Paulo en favor de la TV Digital, ya que al desaparecer la distinción entre canales analógicos y digitales (todos son digitales), los broadcasters interpretaron que podían retirar unilateralmente los canales abiertos de los operadores, tanto en SD como en HD.

Con las negociaciones nunca suspendidas, a finales de junio pasado, Simba acordó que los canales vuelvan temporariamente a estar disponible en las grillas de los operadores, esperando resolver a partir de bajar sus pretensiones acuerdos como el ya cerrado con Vivo.