Contenido

Tutorial de K7 Media

¿Qué significa el interés de los SVODs globales en formatos no guionados?

2017.11.10 | Tras el MIPCOM de Cannes, una tendecia se hizo particularmente palpable en el mercado de contenidos: el cambio de estrategia de los SVODs globales, ya no sólo enfocados a adquirir o producir drama de alta calidad, sino también formatos de entretenimiento. Ella Turner, de la consultora británica K7 Media, ofrece detalles de esta tendencia en este tutorial.

Ella Turner
Ella Turner

Como los servicios SVOD dominan cada vez más el panorama mediático global, es natural que su oferta haya comenzado a diversificarse. Ya no se apegan a una programación centrada en drama, que ha sido el pilar de esas plataformas, y hoy vemos que más y más formatos de entretenimiento se han comenzado a producir para estas plataformas.

Vemos esa tendencia por todos partes del mundo. Terrace House, que originalmente fue transmitido solamente por Fuji TV en Japón está también disponible para la audiencia internacional de Netflix con el lanzamiento de Terrace House: Boys & Girls in the City , una coproducción entre ambos jugadores.

En Corea, Netflix ha empezado la producción de Busted!, un show de variedades que está previsto para un lanzamiento global el año que viene. Tras el lanzamiento del programa de motores internacional de Amazon Prime The Grand Tour, el equipo de la plataforma en India también ha tomado sus primeros pasos en el mundo de realitys originales con el anunciamiento de tres programas en desarrollo.

En Europa también los SVODS se han ido ampliando en el área de formatos de entretenimiento. Recientemente YouTube Red anunció que ha adquirido el formato de realidad finlandés Ultimate Expedition (Jukka Hildén/Rabbit Films, Finlandia) para su servicio de streaming por subscripción. En el UK Netflix ha adquirido los derechos de la distribución al programa de la BBC Big Family Cooking Showdown, y también adquirió los derechos del formato para la serie. 

Netflix podría reorganizar el mercado de formatos mundial: ahora produce versiones locales de la serie para cualquiera de los países que considere que valga la pena, o puede crear un programa híbrido que puede ser lanzado cruzando fronteras que es lo que hizo cuando desarrolló su concurso atlético Ultimate Beastmaster. Previamente se ha mantenido alejado de derechos de formato, pero conforme su inversión en programación de entretenimiento crece, predijimos que será un área en donde estará mucho más activo.

Con los SVODs mostrando cada vez más interés en este negocio, ¿qué significa esto para las ventas tradicionales de derechos de formatos, que han existido en base a la idea de que las fronteras de transmisiones segmentan el mercado? Para distribuidores puede significar dinero caído del cielo, porque los títulos de sus catálogos pueden ser adquiridos, refrescados y lanzados a nivel mundial gracias a inversiones de los SVODs. También puede ser muy disruptivo.

El modelo de negocios para formatos depende de la habilidad de poder vender el mismo programa en maneras diferentes a países diferentes. En el mundo digital sin fronteras en que operan los SVODs, no hay necesidad de hacer tratos fragmentados. Los tratos de formatos en este nuevo panorama serán únicos, sacando al formato en cuestión de circulación durante varios años, o incluso para siempre.

Sea lo que sea que traiga el futuro, la llegada de los SVODs con mentalidad global al negocio de los formatos va a requerir una gran reconsideración de cómo administrarán distribuidores (y compañías productoras) su flujo de caja, y requerirá un gran cambio alrededor de cómo se estructuran los tratos. No te equivoques: los gigantes como Netflix no será limitado por las pintorescas nociones territoriales que han moldeado las ventas de contenido televisivo hasta ahora, y con más y más emisoras lanzando sus propios servicios de streaming para competir, no pasará mucho tiempo antes de que la idea de vender formatos país por país sea tan anticuada como la venta de cintas físicas.