Televisión

Chile: definen migración de TV analógica a digital

2013.05.24 | Con la definición de la migración de TV analógica a digital y la definición de la asignación las frecuencias a utilizar, el Congreso chileno está cercano a la aprobación de la Ley de TV digital.

Debate en el Senado de Chile
Debate en el Senado de Chile

De acuerdo al informe del Senado, han quedado pendientes un artículo referido al ‘derecho preferente’ y las normas laborales, pero se considera estar “ad portas” de finalizar la discusión artículo por artículo de la Ley, tras lo cual quedaría su aprobación en conjunto por las Cámaras y la promulgación a cargo del Ejecutivo.

Se decidió que el 40% de las frecuencias disponibles serán ‘asignadas a emisoras de libre recepción regionales, locales y locales comunitarias, o para las de carácter nacional o regional que el Consejo nacional de televisión califique como culturales o educativas. (...) En este porcentaje deberán considerarse dos frecuencias nacionales, destinadas solamente a señales culturales o educativas’.

Otra decisión fundamental para la industria: ‘Los permisionarios de servicios de televisión no podrán emitir ni retransmitir señales pertenecientes a los concesionarios de radiodifusión televisiva de libre recepción, sin la expresa autorización de éstos’.

El esquema parece ofrecer a los concesionarios la posibilidad de permanecer en su frecuencia actual, lo cual dificultaría la liberación de la banda de 700 MHz. Textualmente, el informe del senado dice ‘los titulares de concesiones de libre recepción de banda VHF, al momento de la entrada en vigencia de la ley, podrán mantener las concesiones en la mencionada banda y aquellos que no se acojan a lo descrito podrán solicitar una nueva concesión con medios propios en la banda UHF’. De esto se podría deducir que quienes decidan permanecer en su frecuencia actual perderían la concesión al registrarse el “apagó analógico”.

Los concesionarios que migren tendrán un plazo de cinco años para lograr un 100% de cobertura en las áreas para las cuales la concesión es válida, los cual fijaría conceptualmentre el “apagón analógico” en los años 2018 o 2019.

Quedó pendiente el ‘derecho preferente’ en la renovación de concesiones y lo relacionado con el derecho labor y el número de infracciones admitidas a los concesionarios, para lo cual se buscará ‘una mejor redacción’. El tema se tratará en la primera semana de junio.